Para buscar lo que necesitéis

Búsqueda personalizada

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Patatas Cocidas con Sorpresa


¡Feliz miércoles a todos!
Esta receta la hice este verano en la playa. Me enteré por la cuñada de mi madrina. Estuvimos un rato largo hablando de recetas que nos encantan y ella mencionó estas pataticas que son éxito en su casa. 
Bueno, pues yo probé a hacerlas y, ¡también fueron éxito en la mía!

Ingredientes para 4 personas:
  • 8 Patatas medianas
  • 6 ó 7 Dientes de ajo
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • 1 Hoja de laurel

Preparación:
En un mortero, ponemos los dientes de ajo y un puñaíco de pimienta. Machacamos todo muy bien hasta conseguir una masa compacta. Añadimos un chorrico de aceite y removemos para que ligue todo muy bien. Machacar un poco más si es necesario. 


Pelamos las patatas y les hacemos una rajica profunda en el lado que nos permita abrirla con facilidad. 
Ponemos una olla con agua a hervir con un chorrico de aceite y una hoja de laurel, y mientras, rellenamos cada patata con una cucharada de nuestra mezcla de ajicos. Se saldrá un poquito al cerrarlas, pero es normal.


Metemos todas las patatas en la olla añadiéndoles sal, y dejamos que se vayan cociendo. El tiempo que tarden está en función de la temperatura que se le ponga. A mí me tardan unos 25 minutos a fuego medio-alto.



Quedan unas patatas muy melosas, con un sabor super rico a ajico, y el ajo se queda blandico, como cuando lo asas. 
Son ideales para acompañar platos, o cuando se está a dieta, para darle un poco de sabor a las comidas cocidas. 
Yo las acompañé de verduras y pechuga al horno. 



Probadlas y me contáis qué tal. 
Seguro que os encantan :)

lunes, 26 de septiembre de 2011

Mi participación en AIG (Amigo Invisible Gastronómico)

¡¡¡¡Amigos!!!!
Por fín este año puedo participar en este Amigo Invisible tan entrañable.
Si ya me gustan a mí estos juegos, imaginaos si es con cositas de cocina...

El caso es que es un juego muy divertido, donde un montón de blogueros cocinitas se hacen regalos entre ellos (relacionados con la cocina), y ninguno sabe qué AIG le ha tocado hasta que no le llega su paquetico. Ayyy, de verdad, ¡qué ilusión me hace poder participar este año con mi blog!

Os dejo el enlace al juego, por si alguien quiere animarse:
http://misrecetasbordadas.blogspot.com/2011/09/ya-llego-el-aig-2011.html

Carol es la chica que diseña los logos del concurso AIG de cada año.
Su web es:
www.designwithlove.es
Echadle un vistacico, ¡que está muy bien!

Por cierto, como tengo que dar pistas a mi AIG sobre mis gustos, he de decir que me viene muy bien todo lo relacionado con utensilios de cocina, ya que apenas tengo cosicas para mi "ajuar", ¡y ganas de independizarme tengo muchas! Jeje. 
Otra cosa: Me encanta comer, muchísimo, aunque tengo un problema. Solo es uno, pero es grande: Odio el queso. No me gusta ningún tipo. 
Soy más de salado que de dulce, aunque me encanta el CHOCOLATE!!! Pero el puro no, ni el blanco... me gusta el chocolate con leche. La nocilla, nutela... esas cosas :)
Espero que el AIG que a mí me toque también deje pisticas sobre sus gustos, para darme ideas de qué regalarle!!!! 

Gracias, Joana, por esta oportunidad de participar en este juego que me encanta y me ilusiona muchísimo. 

Un abrazo!!!!


viernes, 23 de septiembre de 2011

Bombas

Para dar la bienvenida al fin de semana como dios manda, os dejo este aperitivo que podéis aprovechar para hacer en alguna fiesta de cumpleaños, reunión con los amigos, comida familiar, etc. Porque es ideal para quedar como un perfecto "cocinitas" en este tipo de ocasiones.

Ahí va;

Ingredientes:
  • Patatas
  • Carne picada
  • Tomates maduros para freír o tomate frito de bote
  • 1 Cebolla
  • 4 Dientes de ajo
  • Pan rallado
  • 2 Huevos
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 Hoja de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra
Para acompañar:
  • Salsa Brava
  • Salsa Rosa

Preparación:
Ponemos a cocer las patatas peladas (la cantidad irá en función de las bombas que queráis hacer), con un poquitín de aceite, el laurel y una cucharada pequeña de sal. 

Mientras, si vamos a freír el tomate maduro, lo pelamos bien y lo ponemos cortado por la mitad en una sartén con la base cubierta de aceite (se va deshaciendo conforme se va friendo). Añadimos sal y una pizca de azúcar para reducir la acidez. 


Mientras, en otra sartén ponemos a pochar la cebolla con un poco de sal, y cuando empiece a ponerse transparente, añadimos la carne picada y los dientes de ajo picados. Añadimos otro poquito de sal. 



Cuando tengamos la carne hecha añadimos el tomate frito y dejamos un ratico a fuego medio para que se mezclen los sabores, añadiendo un poquillo de pimienta.
Probamos de sal y listo. Dejamos reposar un poco. 


Cuando estén las patatas cocidas, las ponemos a escurrir y a enfriar un poco (tenemos que manipularlas). Después, las chafamos con un tenedor, añadiendo unas gotas de aceite para que liguen. 


Con las manos bien lavadas, nos ponemos un pegote de la pasta de patata en el cuenco de una mano y hacemos hueco con una cuchara. En ese hueco, añadimos una cucharada de nuestra carne picada y volvemos a poner un pegote de patata encima, para tapar, y le damos forma de bola con las dos manos. Así de fácil. 


Dejamos todas las bombas listas y preparamos el rebozado. 


Batimos los dos huevos en un plato, y en otro ponemos pan rallado (a mí me gusta más el que lleva perejil añadido). Y vamos pasando cada bomba por el huevo y por el pan rallado, cubriendo muy bien. 


Conforme vayamos rebozando las bombas, las vamos colocando en la cesta de la freidora sin meter aún al aceite. Cuando estén todas puestas en la cesta, entonces la sumergimos ya en el aceite caliente.
Se fríen enseguida, no os vayáis a confiar, que se os queman. Y preparad una bandeja con papel absorbente para colocarlas cuando estén listas, que absorban todo el aceite sobrante, aunque no se les queda mucho.  


Quedan muy ricas y muy crujientes.


Se acompañan con un pegotico de salsa rosa y encima de la salsa rosa, un poco de salsa brava para que queden picantosas. 


Veréis qué deliciosas están.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Rollitos de verano

Hoy os traigo otra receta que es una "aportación amiga". 
Este verano una antigua compañera de trabajo, mi amiga Cristina, me recomendó esta pedazo de receta que desconocía y que me ha encantado!!!
Es super fresquita y muy rápida de hacer. 
Para los murcian@s que me entendéis, tiene un sabor muy parecido a las famosas "empanadillas con ensaladilla". Para los que no hayais probado estas empanadillas (prometo un día poner una entrada con ellas), me refiero a empanadillas normales de pisto con atún, que se abren después y se les pone unas cucharadas de ensaladilla rusa. Son muy típicas en la cantina de la universidad de Murcia. 
A lo que vamos, aquí tenéis la receta que me pasó Cris.
Ingredientes:
Para el bizcocho o base:
  • 150 g de Pimientos del piquillo (bote)
  • 1 yogurt natural (sin azúcar añadido)
  • 1 huevo
  • 100 g de harina
  • 50ml. de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de levadura royal
  • 1 pizca de sal
Para el relleno:
  • 3 Patatas medianas
  • 2 cucharadas de mayonesa
  • 1/2 Cebolla tierna (Cris y yo la freímos para que luego no se repita)
  • 2 Latas de atún
  • Perejil

Elaboración:

Para el bizcocho, poner todos los ingredientes en un vaso batidor. Batir unos 3 min. hasta conseguir una mezcla fina. Extender la mezcla en la bandeja del horno, sobre un papel vegetal. (ha de quedar bien extendida y fina). Poner al horno unos 10 min. a 180º. Dejar enfriar un poco y dar la vuelta para poner la parte más bonita a la vista.
 
Para el relleno, hervir las patatas con su piel, después pelarlas y poner en un baso batidor con el resto de ingredientes. Quedará una pasta fina y untable.
Ahora untar la base que preparamos anteriormente con la mezcla de patata y enrollar con cuidado que no se rompa. Poner en el frigorífico una hora. 
Pasado ese tiempo cortar los rollitos y servir!!!
Veréis qué ricos están! 







viernes, 16 de septiembre de 2011

Guiso de Pollo con Almendras

 
Hoy os traigo una receta que hizo mi hermano Lico este verano y que a él se la enseñó su suegra, Consuelo, que es la madre de mi cuñadica Irene. Gracias a los dos por dármela a probar y por vuestra aportación a mi blog.
Es una receta de lo más fácil de hacer, de lo más nutritiva y de lo más rica. 
Además, mi Lico la hizo con un pollo casero de los de mi padre, y salió una comida realmente sabrosa.
¡¡Venga, que ya es viernes y tenemos el fin de semana encima!!

Ingredientes para unas 5 personas:
  • 1 Pollo campero bien grande
  • 1 Tomate grande maduro o dos medianos
  • 1 Bolsa de almendras saladas con piel
  • 1 Cebolla grande o dos medianas
  • 5 patatas medianas
  • Agua
  • Sal
Preparación:
Ponemos a cocer agua en una olla y mientras troceamos el pollo. Cuando empiece a hervir el agua, lo echamos y picamos las almendras con piel en un mortero. Añadimos a la olla:

Ahora pelamos el tomate y lo cortamos en dadicos. Añadimos también:


Lo mismo con la cebolla. La picamos cuando más pequeña mejor y la añadimos:


Ponemos sal al gusto y cerramos la olla sin añadir aceite ni nada más. El agua debe cubrir bien el pollo. 
Si es olla a presión, tardará en hacerse unos tres cuartos de hora o media hora. Si es una olla normal, tardará una hora y pico.
Mientras se va haciendo el pollico, pelamos las patatas y las cortamos en dados. Mientras apagamos la olla y se le va la presión, ponemos a freír las patatas. 
Ahora ya toca servir, y para ello acompañamos el pollo con caldico y con una ración de patatas fritas.
Así queda esta comida taaaaaaaaaaan rica. 



domingo, 11 de septiembre de 2011

Arroz blanco con Merluza y Jamón


Receta brillante y reconfortante, lista en unos minutos ;)

Ingredientes:
  • Lomos de merluza congelados
  • Taquicos de jamón
  • Arroz
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Sal de ajo
  • 1 hoja de laurel

Preparación:
Ponemos a cocer agua en una olla con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, la hoja de laurel, la sal y la sal de ajo.
Cuando empiece a hervir, añadimos el arroz, según los comensales. A los 3 minutos de cocer el arroz, añadimos la merluza congelada. Todo a fuego medio.
Cuando vemos que al arroz le falta poco, añadimos los taquicos de jamón, dejamos que se consuma un poco el agua pero, no demasiado, porque va a ser un arroz caldosico.
Ideal para cuando tenemos poquito tiempo que gastar en la cocina.